Fontana de Trevi

Es la fuente más apreciado y amado de Roma.

La fuente más querida de Roma es la espectacular Fontana de Trevi, construida en el s. XVIII en una pequeña plaza, y que Anita Ekberg hizo famosa en la célebre película La dolce vita de F. Fellini.

Según la leyenda, los visitantes que echan una moneda a la fuente se aseguran su regreso a Roma.